Guía básica de la IA

Asistente virtual

Aplicaciones accionadas por inteligencia artificial que realizan tareas para las personas.

Un asistente virtual es uno de los usos cada vez más comunes de la inteligencia artificial. Responde a instrucciones y preguntas para ayudar a las personas a completar tareas.

Son en esencia una versión digital de un asistente humano. Los ejemplos más reconocibles son los asistentes de voz de los smartphones y los altavoces inteligentes. Día tras día, estos asistentes ayudan a buscar información en Internet, reproducen música o responden a preguntas básicas.

A medida que las vidas y los hogares de las personas están cada vez más conectados, los asistentes virtuales pueden ayudar a realizar nuevas tareas con mayor facilidad.

Los asistentes actuales ya pueden llevar a cabo acciones sofisticadas, como encender la calefacción antes de que llegues a casa, pedir tu comida favorita o informar a los viajeros sobre cambios en su vuelo antes de llegar al aeropuerto.

Su receptividad a las órdenes de voz no solo hace que estos asistentes sean fáciles y eficientes de usar, sino que además beneficia a aquellas personas que tienen dificultades con los teclados, ya sea por problemas de alfabetización, discapacidad u otros motivos.

Accionados por el aprendizaje de la inteligencia artificial, los sistemas de lenguaje natural que usan los asistentes virtuales para entender el contexto de las preguntas e interpretar las voces humanas hacen posible que se den conversaciones más naturales entre las personas y sus dispositivos.